• Jue. Jun 24th, 2021

La Educación Media Superior durante la pandemia

Poradmin

Dic 29, 2020

La situación sanitaria provocada por el coronavirus trajo consigo una transformación radical en las dinámicas de enseñanza de todos los niveles educativos. Todos los actores educativos se movilizaron para garantizar el derecho a la educación de los educandos, desde profesores y alumnos hasta instituciones y directivos. Los resultados del sondeo Experiencias de las comunidades educativas durante la contingencia sanitaria por Covid-19, realizado por la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (MEJOREDU), recogió las percepciones generales de la comunidad educativa de educación media superior en México respecto a la educación a distancia.

La encuesta reveló que en efecto los esfuerzos por la continuidad educativa fueron relevantes, pues un 96,5% de los encuestados afirmó continuar estudiando durante la contingencia. Los servicios de mensajería instantánea fueron los más utilizados para mantener contacto. Asimismo, el personal pedagógico ideó iniciativas creativas para la continuidad educativa: 91% de los docentes reportaron que en sus planteles se desarrollaron estrategias específicas para atender a los estudiantes. Los alumnos no se quedaron atrás, ya que cerca del 60% de los encuestados encontraron en sus compañeros de clase su fuente principal de apoyo.

No obstante, existieron diversos factores que marcaron la experiencia de estudiar a distancia. Por ejemplo, muchos alumnos carecieron de libros de consulta (48.9%) o de una computadora para realizar sus tareas (48%). Asimismo, la percepción de los estudiantes respecto a los aprendizajes fue muy limitada, únicamente el 36.7% de los encuestados reportaron aprender conocimientos nuevos sobre sus materias, lo que nos obliga a replantearnos dinámicas pedagógicas efectivas en la escuela virtual.

En cuanto a los educadores, su mayor desafío fue atender a estudiantes con alguna condición de vulnerabilidad (64.9%), así como la retroalimentación después de una clase (57.2%) y la atención a las solicitudes de las autoridades (55.8%). De igual forma, hubo docentes que explicaron que su trabajo se vio dificultado por la falta de recursos por parte de los estudiantes y la falta de manejo efectivo de las herramientas digitales.

La salud mental también fue tomada en cuenta en la encuesta: 61.9% de los estudiantes y 50.8% de los docentes declararon sentirse tensos por sus actividades a realizar respectivamente. Muchos docentes externaron estrés y cansancio por la sobrecarga de trabajo, mientras que los estudiantes sintieron frustración y presión por la cantidad de actividades que debían realizar, así como por la sensación de no estar aprendiendo nada.

Finalmente, las opiniones están divididas respecto al regreso a clases. La encuesta realizada en Junio de 2020 arrojó que, si bien la mayoría regresaría a clases en el ciclo escolar 2020-2021, un 13.1% tenía dudas al respecto mientras que un 4.5% no lo haría. Las principales razones para estos datos fueron el miedo a contagiarse de coronavirus, así como la sensación de no haber aprendido nada a distancia, por lo que estos estudiantes solo volverían a clases si son presenciales. Es probable que volvamos a encontrar estos argumentos conforme los centros educativos comiencen a reabrir sus puertas si la contingencia sanitaria mejora en 2021.

Fuente:https://www.mejoredu.gob.mx/images/publicaciones/resumen-ejecutivo-ems.pdf

Please follow and like us:
Facebook
Twitter