• Sáb. Ene 22nd, 2022

La nueva pandemia para el año 2050: Miopía

Poradmin

Dic 14, 2021

Gabriela Rodríguez, médica oftalmóloga define a los oftalmólogos como médicos especializados en el cuidado de los ojos y el sistema visual, se encargan de la prevención, diagnóstico y tratamiento necesario para las patologías oculares.

La miopía es una enfermedad crónica, progresiva e incurable, lo más importante es la prevención destacó la oftalmóloga.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la mitad del siglo XXI el 50% de la población adulta será miope y se espera que aumente la prevalencia de hasta el 10% de la Miopía Magna con 10 veces más de riesgo de desarrollar patologías retínales, glaucoma o catarata esto podría conducir a la ceguera.

        “Comprender su desarrollo y aplicar los métodos para retardar su aparición o su progresión en la infancia es hoy uno de los mayores desafíos y la única herramienta para revertir la tendencia descripta” indicó la especialista en oftalmología, Gabriela Rodríguez.

“Se sabe que poseer un progenitor miope aumenta el riesgo en el 23% y ambos en el 60%. Cada vez toma más fuerza la idea de que es el resultado de la interacción entre la susceptibilidad genética y medioambiente (Epigenética)”, señaló la experta.

Para prevenir el desarrollo de la miopía en los niños pre miopes:

  • Considerar los antecedentes familiares.
  • Menor hipermetropía de la esperada para los 6 años.
  • Menos de 1 hora y media diaria de actividades al aire libre.
  •  Pasar más de 2 horas de visión cercana lo que incluye lectura y dispositivos electrónicos”, apunta el Grupo de Oftalmólogos que forman el Proyecto Miopía Argentina.

El Centro Oftalmológico Barcelona, señala algunos síntomas de la hipermetropía en la infancia:

  • Dolor de cabeza: Aunque la mayoría no son de origen ocular, el esfuerzo extra para enfocar bien de cerca puede causarlo. Suele aumentar de intensidad a medida que avanza el día y mejora los fines de semana.
  • Endotropia: Estrabismo en que uno de los ojos se desvía hacia adentro. Se puede corregir totalmente o parcialmente.
  • Dolor ocular, escozor y lagrimeo que provocan que el niño se frote los ojos, parpadee frecuentemente o arrugue la frente.
  • Dificultad para la lectura y escritura, bajo rendimiento escolar y dificultad de concentración.

Es muy importante detectar a tiempo cualquier síntoma relacionado con la miopía, sobre todo en los niños, ya que son una población vulnerable por el mal uso de la tecnología.

Referencias

https://www.lanacion.com.ar/lifestyle/dia-del-oftalmologo-y-la-oftalmologa-la-oms-calcula-que-la-mitad-de-la-poblacion-mundial-podria-ser-nid13122021/
Please follow and like us:
Facebook
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *