• Dom. Jul 25th, 2021

Efectos de las videollamadas

Poradmin

Dic 11, 2020

Revista Redj

El 2020 se ha convertido en el año en el que más hemos utilizado servicios de videollamadas a causa de la pandemia. Al ser seres sociales, tenemos la necesidad de seguir conectados con nuestros seres queridos, así como continuar con las actividades laborales y educativas. Sin embargo, muchas personas no terminan de adaptarse al uso de esta herramienta y no podemos explicarnos por qué nos parecen tan desgastantes.

En efecto, la comunicación vía una pantalla es más compleja que la comunicación cara a cara. Gianpiero Petriglieri (2020), profesor en el Instituto Europeo de Administración de Negocios (INSEAD) sugiere múltiples factores detrás del drenaje de energía que nos generan las videollamadas. Por un lado, este tipo de llamadas, requiere más concentración para percibir expresiones faciales, tonos de voz y lenguaje corporal, que una discusión presencial. Asimismo, la falta de naturalidad de las charlas y los espacios de silencio que se generan por fallas técnicas son factores que nos cansan. A esto hay que sumarle que nos podemos sentir más vigilados, personas observándonos y esto genera un sentimiento de incomodidad. 

Por otro lado, Petriglieri comenta que el hecho de sentirnos obligados a usar esta tecnología en la “Nueva normalidad” es fatigante, incluso dañino para nuestra salud mental, ya que ver a nuestros colegas y amigos en pantalla actúa como un recordatorio de que deberíamos vernos en persona.

De igual forma, usamos las plataformas de videollamada y videoconferencia para todo: desde reuniones con compañeros de trabajo hasta fiestas de cumpleaños virtuales con nuestros amigos. Esto genera un sentimiento de ansiedad y negatividad, pues no estamos acostumbrados a que todas nuestras experiencias sociales pasen en un mismo lugar. Normalmente existía un lugar y un tiempo específico que dedicábamos a cada una de nuestras experiencias sociales, por consiguiente, una reunión virtual con amigos puede resultar bastante desafiante.

Por estas razones debemos hacer únicamente videollamadas necesarias. De igual forma, prender la cámara en una reunión debería ser opcional en función de la vivencia de la tecnología de cada individuo. Es importante dar pausas para descansar y evaluar nuestro bienestar tanto físico y emocional para sobrellevar la fatiga que supone estar enganchado todo el día a nuestros dispositivos inteligentes.

Fuente: https://www.bbc.com/worklife/article/20200421-why-zoom-video-chats-are-so-exhausting

Please follow and like us:
Facebook
Twitter