• Mar. Oct 19th, 2021

La neuroestética para explicar la belleza

Poradmin

Nov 10, 2020

Revista redj

Lo que consideramos como bello puede tener una explicación en lo más profundo de nuestro cerebro. La neuroestética es una disciplina que se inspira de los viejos debates de artistas y filósofos sobre la naturaleza de la belleza con el objetivo de averiguar qué sucede en el cerebro cuando vemos algo que nos parece hermoso. Se considera al neurocientífico inglés Semir Zeki como fundador de esta disciplina científica, luego de estudiar la relación entre las artes visuales y el funcionamiento de las áreas cerebrales que procesan la información visual.

Múltiples estudios han demostrado que nuestra capacidad de apreciar lo bello puede haber sido una ventaja para nuestros antepasados en la lucha por la supervivencia. «Es similar a nuestra capacidad de encontrar buenas fuentes de alimentos o identificar parejas adecuadas«, explica el director del Laboratorio de Neuroartes de la Universidad McMaster, Steven Brown.

De igual forma, la neurocientífica de la Universidad de California, Dahlia W. Zaidel, explica que nuestras respuestas a la belleza pueden estar «arraigadas en nuestros ancestros biológicos, en particular cuando se trata de rostros«. Así pues, John O’Doherty y su equipo del Instituto Tecnológico de California diseñó en 2003 un experimento para medir las reacciones cerebrales frente a la belleza, arrojando como resultado que la región orbitofrontal del cerebro (relacionada con las emociones y el placer) se activa al contemplar rostros atractivos, y estas respuestas es aún mayor frente al estímulo de una sonrisa.

Ya que no existe una definición de belleza que convenza a todo el mundo, Zeki, en colaboración con Hideaki Kawabata, realizó un experimento que tomara en cuenta  la belleza tal y como la experimenta cada individuo. Reunió a 10 voluntarios sin ninguna experiencia en el campo de las artes, a quienes les mostró 300 pinturas que tenías que calificar como bellas, neutrales o feas. Los resultados revelaron que en todos los casos se activaba la corteza orbitofrontal, pero la actividad en esta zona cerebral se intensificó cuando el voluntario la calificaba como bella. Cuando el voluntario calificaba la pintura como fea, se activaba la amígdala, región cerebral que se asocia a reacciones emocionales como el miedo. Zeki interpretó esto como una defensa que prepara al individuo para experimentar lo desagradable.

La importancia de este tipo de experimentos radica en que por primera vez se empiezan a localizar y cuantificar estados mentales subjetivos, en este caso el de la belleza. Zeki piensa también que existe una parte del cerebro que actúa como un filtro que decide si lo que se observa es feo o bello, pues a fin de cuentas los estímulos visuales entran por la misma vía en todos los casos.

Fuente: http://www.comoves.unam.mx/numeros/articulo/171/la-belleza-esta-en-tu-cerebro

Please follow and like us:
Facebook
Twitter