• Lun. Sep 20th, 2021

Retraso de la fase del sueño por COVID-19

Poradmin

Oct 9, 2020

Octubre 9, 2020

Redacción de la Redj

El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el COVID-19 como pandemia. Desde entonces, nos hemos visto forzados a permanecer en casa, y con ello hemos alterado nuestro modo de vida como nunca antes. La cuarentena ha afectado la cantidad de horas que dormimos y la calidad del sueño.

El Doctor Ulises Jiménez Correa, investigador de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina de la UNAM y en cooperación de otros Doctores de diferentes partes de Latinoamérica, llevó a cabo un estudio para identificar qué está sucediendo con los patrones de sueño de las personas durante la cuarentena. El estudio se realizó entre el 4 de abril y el 22 de junio de 2020 a más de 5 mil personas de 27 países latinoamericanos.


Los resultados arrojaron un padecimiento común: retraso de la fase del sueño. Este síndrome consiste esencialmente en levantarse y acostarse mucho más tarde de lo habitual, afectando nuestras horas de productividad en el trabajo o en la escuela. De igual forma, el estudio reveló que hemos aumentado de manera importante el uso de computadoras y celulares, sobre todo en las noches, lo cual tiene un impacto en la calidad del sueño.

Asimismo, 35% de los encuestados reconoció haber disminuido su tiempo de hacer ejercicio, lo que repercute en estilos de vida más sedentarios.

El sedentarismo, el uso abusivo de aparatos electrónicos y la poca exposición a la luz solar son causas directas de los trastornos del sueño. De acuerdo al neurólogo Hernando Pérez, especialista del Centro de Neurología Avanzada de España, perdernos de la luz solar de la mañana y menos actividad física son factores que hacen que se eleven los casos de insomnio.

Asimismo, la ansiedad y el estrés provocados por la situación sanitaria repercuten en la capacidad de ir a dormir.

La BBC publicó algunas recomendaciones para conciliar el sueño:

  1. Mantener una rutina para dormir y despertarse.
  2. Entrenar al cuerpo para que vincule la cama con el sueño, por lo que se debe evitar hacer otras actividades en ella como trabajar, estudiar o hacer uso de celulares o tabletas.
  3. Hacer ejercicio durante el día y no antes de irse a la cama
  4. Evitar las siestas o hacer que no duren más de 30 minutos.

Fuentes:
http://ciencia.unam.mx/leer/1032/como-el-coronavirus-trastorna-el-sueno

https://www.bbc.com/mundo/noticias-52196490

Please follow and like us:
Facebook
Twitter